CHIVA Y SHAKTY

MUJER TANTRICA , ¿QUÉ ES LA MUJER TÁNTRICA?

desnudo-artistico

La mujer tántrica es la gran iniciadora y transformadora del hombre en su camino del despertar. Ella es iniciadora perfecta en el Amor.

El amor es constructivo y creativo, él unifica y eleva. Es un principio rejuvenecedor, una sustancia que transforma todo el medio, el escepticismo o la soledad. Las obras maestras, los poemas, la música inspiradora, todo ello contiene en su textura oculta: amor. Tal como ocurre con todos nosotros, de hecho.
El amor es real; es tan real como nosotras mismas. No es un concepto intelectual desnudo, es una magia misteriosa de todo nuestro ser. Así como el vigor de una hoja de hierba no es accidental, el hecho de que en alguna parte puede haber una persona que nos ame, merece nuestra mayor atención. Porque, vivimos en la tierra particularmente a fin de expresar completamente el amor hacia quien lo merezca, y principalmente hacia Dios.
Pocas personas comprenden que la evolución por medio del amor es el camino más rápido; él es el único estándar para la medida de todo. El amor en plenitud, compartido en infinitos matices y formas es la auténtica tarea de nuestra vida, cuando merecemos esto. El amor es el modo más simple de vivir nuestra vida, porque es el mejor y el más natural. No se necesita hacer nada más. Todas nos sentimos inclinadas a amar, aún antes de amar a alguien o a algo. Este amor puro y sobrecogedor tendrá una respuesta más pronto o más tarde. El amor es lo que hace que busquemos a nuestra pareja, y nos lleva a cumplir sus sueños. El engendra el misterioso anhelo conocimientos. Si no sentimos más el amor, significa que nunca lo hemos sentido realmente, o que no podemos ver en nuestro interior, donde el amor todavía existe. El amor sabe que todo lo que existe en nuestra mente está sujeto a cambio, y puede ser olvidado o perdido, en cambio el amor puro y sobrecogedor siempre nos hace vencedoras.
Para cada persona inteligente, es evidente que Tantra Yoga es la forma superior de acercamiento al amor, las relaciones, y la vida. Tantra Yoga es el afrodisíaco más poderoso y el método más poderoso para despertar completamente las energías latentes de la mente y la conciencia. Esta ciencia antigua fue y continúa siendo el objeto de investigación reservado solo para aquellos aspirantes que superaron el nivel común del amor y relaciones físicas y ven más allá de rígidas leyes y falso dogma espiritual.
La mujer tántrica es sensible, hermosa, fascinante porque sabe estar centrada en su alma.
No existen mujeres no atractivas, sino solo mujeres que no han descubierto todavía su belleza. Cada una tiene una fascinación única.
La efervescencia y la alegría del alma femenina se producen por vivir esta fascinación personal. Ya sea con brillo exuberante o discreta, la hermosura representa en esencia una mezcla de verdad, armonía y bienestar. Es una atracción misteriosa hacia la transformación, una llamada del alma hacia la perfección.
La hermosura y lo sublime que tenemos en nosotras mismas descubre nuestra propia
Esencia, que muchas veces hemos negado e ignorado. Estos nos conducen directamente a nuestro centro interior si abrimos nuestros corazones con cariño y aceptamos la naturaleza de este misterio femenino que nos anima más que cualquier otra cosa.
Las inhibiciones psíquicas y mentales, los complejos de inferioridad, las sugestiones negativas, nos mantienen lejos de lo que somos en verdad. Pero, en nuestro interior reencontramos siempre el amor, la sensualidad, la delicadeza y la sensibilidad. Cada una de nosotras es una expresión individual del Eterno Femenino existe en la eternidad. Desde allí provienen todas sus cualidades: el encanto, la gracia, la pureza, la espontaneidad, la abnegación.
Descubre en ti misma la hermosura del Eterno Femenino y tu encanto será colmado de manera abrumadora. Eres única, goza de tu hermosura.

 

Hombre Tántrico  ¿Qué es un hombre tántrico?

Hay hombres que tienen un magnetismo especial que llama la atención.

Parece que llenan todo el espacio con su presencia y magnetizan las miradas.

Ellos manifiestan un estado de fascinación benéfica. Son los hombres tántricos.

La mayor felicidad del hombre tántrico es la felicidad de su mujer amada.

El hombre que aprende Tantra Yoga desarrolla todas sus potencialidades, en todos los dominios y niveles de su manifestación. Por el desarrollo de su conciencia solar, masculina, yang, el hombre consiente de tantra irradia la confianza que tiene en si mismo y en sus capacidades, y es capaz de expresar al máximo su potencial masculino.

Si al hombre tántrico se le es preguntado: ” cuáles son las cosas que nunca hiciste, pero te gustaría hacerlas?”, el piensa  un tiempo antes de contestar, después menciona algunas cosas, muy relajado. A diferencia de la manera apurada del hombre que no despertó sus cualidades masculinas tántricas, que se manifiesta comúnmente una multitud de deseos no cumplidos y de frustraciones, tanto en el amor, como en la vida sexual, en la realización social, relacional, intelectual etc.

Tantra Yoga ofrece al hombre el medio para lograr todas  sus aspiraciones benéficas.

El hombre tántrico se encuentra al si mismo y ve al mundo como una continua transformación desafiante. El hombre tántrico es perfectamente balanceado del punto de vista emocional, es caracterizado de calma y felicidad. El vive en el momento presente y disfruta.

Emana tranquilidad, no es caracterizado de falsas vergüenzas. Es compasivo por los demás, devocional por los otros, pero nunca se considera una víctima de la sociedad o del grupo al que pertenece. Por oportunidad, es espontaneo y manifiesta humor refinado.

Tiene una salud perfecta. Por la práctica de tantra yoga, el hombre se encuentra, profundamente con su destino de hombre.

El Tantra ofrece al hombre una mayor comprensión de la mujer (shakti) y así le da la posibilidad de amarla en su totalidad. El hombre tántrico admira y transfigura espontáneamente a la mujer, le gusta sentir la energía femenina, sus matices y encantos. El disfruta de las manifestaciones de la feminidad, sabe verlas y sentirlas empáticamente, se siente relajado en la presencia de las mujeres y no tiene un sentimiento de superioridad, es sensible y bueno; llena el alma y el corazón de la  mujer cual habitualmente espera que el hombre la satisfaga no solamente sexual también afectivamente, mental y espiritual. Tantra enseña al hombre amar a la mujer a la vez como si fuera, novia, esposa, madre, hija, hermana, la mejor amiga, la iniciadora suya en los secretos del amor.

El hombre tántrico es potencialmente todos los hombres: el héroe, el sacerdote, el amante, el amigo. El hombre Tántrico vive empáticamente con los demás y a la vez es el canal de manifestación por el principio masculino supremo, Shiva, para dar a los demás lo que ellos necesitan. El se manifiesta a veces como el héroe valiente, a veces como el amante romántico y tierno. A veces con la autoridad de un sacerdote sabio, a veces con la humildad y la presencia del mejor amigo.

El hombre tántrico es el mejor regalo para una mujer que aspira al amor y ser amada.

Al hombre Tántrico le gusta enormemente hacer el amor con la mujer amada. Sabe que esto no es todo en el amor pero al disfruta de cada fusión erótica. El toma en serio la sexualidad suya y la de la mujer amada, pero es a la vez lleno de espontaneidad, cariño, ternura, calor afectivo. Tantra Yoga les enseña el control de su esencia solar, masculina.