¿Qué es tantra?

 

 

 

¿Qué puedo esperar del Tantra ?

Como mujer una apertura hacia la plenitud. Un encuentro con tu total capacidad de sentir y experimentar el gozo y dicha que radican en tu sexualidad. Un uso de tu energía creadora y orgásmica de manera positiva y una revelación del poder creador que reside en cada mujer.

Como hombre un entendimiento de tu fuerza masculina, una transmutación de energía sexual hacia una energía más elevada y un amplio conocimiento de tus sentidos. Como consecuencia un control de tu excitación, un camino a los orgasmos múltiples y al aumento de tu frecuencia sexual sin menoscabo de tu energía.

Como pareja un entendimiento total del tiempo y espacio para la vida en pareja. Un cambio de roles para generar una entrega sin condiciones y una conexión espiritual imposible de explicar en palabras. Sensaciones  mágica que jamás olvidaran…

En cualquier caso el tántra visualiza a la mujer como energía divina; al hombre como sustento y adorador de la feminidad y a la pareja como unidad creadora del ciclo de vida. Lo mejor es que en estos procesos nos permite gozar a plenitud de las maravillas del plano físico

Para qué sirve el tántra yoga ?

Vamos primeramente a definir algunos conceptos:

Meditación. Es un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, pensamiento, sobre uno mismo o sobre el vacío. Es fundamental para el tántra y para el yoga comprender y practicar la meditación.

Samadhi. Es el estado de conciencia en que se trasciende el mundo físico. Sin entrar en definiciones esotéricas es un estado de gran felicidad, de bienaventuranza dentro del cual se comprende tu verdadero yo. Se rompen los apegos a muchas cosas, incluyendo a uno mismo. Es el equivalente a la iluminación, aunque sea por instantes.

Kundalini. Es la energía creativa. Sirve para crear otra vida, pero también pensamientos, arte. Reside en el hueso sacro. Se le considera por muchos como energía sexual, pero en esencia no se limita a ello.

Orgasmo. Los practicantes de tántra hallaron desde hace miles de años que el orgasmo y el samadhi son muy similares. Tanto que al orgasmo se le considera un pequeño samadhi. Así que si has tenido un orgasmo en tu vida, sabes lo que es el samadhi.

La preparación para una experiencia de éxtasis puede comenzar con la respiración. Un ejercicio simple que puedes hacer en casa te enseñará como la respiración abre tu atención a tu ser físico y te lleva a descubrir estados diferentes.  Para este ejercicio requieres tener un reloj cerca y un cuaderno para hacer anotaciones.

Paso 1. Siéntate en una postura cómoda con tu espalda derecha. Observa el tiempo correr lentamente. toma un inhalación profunda, baja la barbilla hacia el pecho sin forzar el cuello. mantén el aire, sin forzarte tanto como puedas. cuando tengas que exhalar toma un poco de aire  y entonces exhala. Vive la experiencia, observa como se siente tu cuerpo, particularmente tu garganta y tu caja torácica. Observa cuanto tiempo pudiste retener la respiración y escribe sobre la experiencia, describiendo las sensaciones físicas. Relájate por un momento.

Paso 2. Inhala de nuevo. Esta vez llena tus pulmones a dos tercios de capacidad. Repite la experiencia del paso 1. Observa como te sientes, describe las sensaciones y pensamientos. Anota por cuanto tiempo pudiste retener el aire y describe la experiencia. ¿ Hubo diferencia en  la respuesta física cuando tus pulmones estaban totalmente llenos o a dos tercios de su capacidad ? Escribe todo lo que viene a tu cabeza.

Este ejercicio puede parecer muy simple, sin sentido. Inútil. Pero es la puerta al control del flujo de la respiración y a los estados de consciencia superiores. Sin el control directo y consciente de la respiración no  hay camino al éxtasis.